El mito y el negocio: ¿Qué tienen que ver los judíos con el lobby judío?

Judío ortodoxo junto a las tropas israelíes en la frontera con Líbano. (Foto AFP)

Israel no invadió ni ejecutó un genocidio militar en Líbano con la religión judía, sino con aviones F-16, misiles, bombas de racimo, helicópteros Apache, tanques Merkava, artillería pesada, barcos, sistemas informatizados, y una estrategia y un plan de ataque militar. El lobby judío que controla Casa Blanca y la Reserva Federal  no reza en las sinagogas sino en la Catedral de Wall Street. Un detalle a tener en cuenta, para no confundir la realidad con el mito y el negocio.

Fuente: iarnoticas.com

Por Rodrigo Guevara y Manuel Freytas

A) El mito

El genocidio militar perpetrado por Israel en Líbano puso nuevamente de moda la vieja discusión sobre el “antisemitismo” o el “odio racial” contra los judíos donde ni los considerados “antisemitas” se ponen de acuerdo sobre  qué es Israel y qué es “el pueblo judío”.

Como siempre, los puntos referenciales del “debate”  giran alrededor de la “raza” y de la “religión” en términos “históricos”, sin tocar para nada la implicación económica, social, política y cultural de los judíos como colectividad en la realidad del mundo del presente.

En este corte alienado y atomizado de la discusión, los propios críticos de Israel terminan dividiendo a los judíos entre “sionistas” y “no sionistas”, como si la cuestión del sionismo  fuera una cuestión “racial” o religiosa, y no un sistema de dominio imperial que abarca interactivamente el plano económico, político, social y cultural, superando la cuestión de la raza o de las creencias religiosas.

Y por otro lado, y en forma práctica, en esta sociedad capitalista de valores individualistas ¿quién se basa en la religión o en la raza para tomar decisiones o convivir en sociedad?

Hezbolá, por ejemplo, no le propinó una derrota militar a Israel con la religión islámica, sino con una guerra asimétrica, planteada con armas, logística, estructuras operativas, tácticas y estrategias de combate ejecutadas en el teatro de operaciones de Líbano.

Israel no invadió ni ejecutó un genocidio militar en Líbano con la religión judía, sino con aviones F-16, misiles, bombas de racimo, helicópteros Apache, tanques Merkava, artillería pesada, barcos, sistemas informatizados, y una estrategia y un plan de ataque militar.

Entonces ¿Que tienen que ver Israel y Hezbolá con una discusión racial y religiosa?

Lo curioso, es que son las propias organizaciones religiosas islámicas (“pacifistas” por naturaleza) que andan “explicando” desde el prejuicio religioso que no son “antisemitas” ni “antijudías, como si las sinagogas judías (y no un sistema mundial de poder que se expresa en lo económico, en lo político, en lo cultural y en lo militar) fueran el ombligo del mundo.

Con solo mirar con lógica y sentido común los acontecimientos económicos, políticos y sociales a nivel planetario, se puede comprobar fácilmente que el mundo no se maneja con religión sino con pragmatismo realista de causa y efecto.

En la era informática, en la era de las comunicaciones, en la era de la ciencia aeroespacial, de la robótica y de la bio-genética, a la religión ya no la practican ni los judíos, cuya mayoría solo la tiene como referencia vaga de su pertenencia religiosa como la tienen los católicos, cuya mayoría abrumante ya ni frecuenta las iglesias.

Entonces ¿De que hablan cuando hablan de “antisemitismo” o de “anti-judaismo religioso? ¿En que parámetros referenciales se basa la condición de “antisemita”? ¿Quién es antisemita? ¿Quién critica a los judíos por su religión o por su raza en las sociedades del mundo?

A lo sumo, a los judíos, como está probado en la realidad social de cualquier país, no se los critica por su religión o condición racial sino por su apego excesivo al status del dinero (también cultivado por otras colectividades)  y a integrar estructuras o jerarquías de poder dentro de un sistema injusto de opresión y de explotación del hombre por el hombre,  como es el sistema capitalista.

Históricamente, más que por su religión, en todos los países y sociedades de la tierra el judío siempre estuvo identificado en la figura del “usurero” y no del rabino, cuestión que se refleja masivamente en los chistes de judíos contados hasta por los propios judíos.

Es decir, a los judíos habitualmente no se los critica por su religión o su raza, sino por sus valores excesivamente “materialistas” que los lleva rápidamente a escalar pirámides de poder dentro del sistema capitalista, lo que les construyó el mito (alentado por los propios judíos) de “inteligencia superior”.

Salvo los grupos minoritarios de  fanáticos y racistas que solo se representan a sí mismos, en las  sociedades (salvo el nazismo alemán y algunas excepciones) casi nunca hubo “persecución religiosa” del judío,  si no que hubo una asociación del judío con la “peor cara del capitalismo”, representada en el sistema económico-financiero especulativo.

¿Cuantos son los grupos de nazis y fanáticos que persiguen “racialmente” a los judíos por el mundo, en relación al conjunto de la humanidad? Alcanzan los dedos de una mano para contarlos.

Es más, los “nazis” que quedan, ni siquiera son nazis con “pureza doctrinaria”, son lúmpenes,  marginales alienados del sistema capitalista, una especie de “tribu” urbana insignificante e idiota, que no representan un peligro para nadie, y que habitualmente son utilizados para mantener vivo el mito de la “persecución” y el “antisemitismo.

En definitiva el mito de la “persecución religiosa”, solo sirvió para  generar el mito del “antisemitismo” como falsa corriente masiva, con la finalidad de tapar lo que grupos minoritarios de origen judío hacen en realidad: controlar y manejar los resortes estratégicos del sistema capitalista que gobierna el mundo por medio del poder económico.

B) El negocio

Cuando alguien ejercita una investigación y un análisis estructural del lobby judío (y su red interactiva de lobbys locales en todos los países), no investiga ni analiza las sinagogas, sino los centros de planificación y de decisión mundial del sistema capitalista que controla las estructuras económico-productivas en todos los países de la tierra.

El lobby judío no controla el mundo con la religión: lo maneja con bancos, trasnacionales, mercados, control de precios y demanda, monopolio y hegemonía sobre los sistemas económicos-productivos, control sobre los recursos naturales, control de la red informativa y de manipulación social, manejo de los valores sociales a través de la publicidad, la cultura y el consumo estandarizado y globalizado por los medios de comunicación, y control financiero mediante el dólar (la moneda patrón de todas las transacciones comerciales y financieras) etc.

El corazón del lobby judío estadounidense es el poderoso sector financiero de Wall Street que tiene directa implicancia y participación en el nombramiento de funcionarios claves del gobierno de EEUU y de los órganos de control de política monetaria e instituciones crediticias (nacional e internacional) con sede en Washington y Nueva York.

Las principales instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley , Lehman Brothers,entre las primeras cinco) y los principales bancos (Citigroup, JP Morgan and Merrill Lynch, entre los primeros cinco), influyen decisivamente para el nombramiento de los titulares de la Reserva Federal, el Tesoro, y la secretaría de Comercio, además de los directores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Un ejemplo de esta ligazón es el nombramiento, en el 2005, de Paul Wolfowitz, ex subsecretario de Defensa,  considerado el “cerebro” del lobby judío de Washington, como titular  del Banco Mundial. Otro ejemplo destacado, fue el reciente nombramiento de Henry Paulson, presidente ejecutivo de Goldman Sachs como titular del Tesoro estadounidense.

El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, como su actual presidente, Ben Bernanke, fueron impuestos por el lobby neoyorquino de los grandes bancos, financieras y corporaciones trasnacionales que se aglutinan en el llamado Consenso de Washington, un foro de existencia casi invisible desde el cual se acuerdan normas económicas-financieras y políticas de regulación de mercados que trascienden las fronteras de EEUU.

Por medio de la utilización política de su poder financiero, de su estratégica posición en los centros de decisión, los grupos financieros del lobby judío ejercen influencia decisiva en la política interna y externa de EEUU,  además de su papel dominante en la financiación de los partidos políticos, de los candidatos presidenciales y de los congresistas.

A la reunión anual del AIPAC, la más poderosa institución sionista del lobby (y no obstante que los judíos solo representan menos del 5% de los votos en EEUU) asisten la mayoría de los líderes del Congreso, los principales miembros del Gobierno y más de la mitad de todos los integrantes del Congreso, que identifican los intereses de Israel con los de EEUU.

En definitiva, el lobby judío no representa a ninguna sinagoga ni expresión racial, sino que es la estructura que maneja el poder mundial a través del control sobre los centros económicos-financieros y  de decisión estratégica del sistema capitalista expandido como civilización “única”.

Antes que por la religión y la raza, el lobby y sus redes se mueven por una ideología política funcional: el sionismo capitalista-imperial que antepone el mercado, la concentración de riqueza, la “política de negocios”, a cualquier filosofía que roce las nociones del “bien” o del “mal” entendidos dentro de parámetros sociales.

El lobby judío que controla Casa Blanca y la Reserva Federal  no reza en las sinagogas sino en la Catedral de Wal Street, donde la suprema religión son el dólar y los negocios entrelazados por todo el planeta.

En Wall Street, el templo supremo del dinero sin fronteras, no se reza sino que se cotizan anualmente títulos, bonos y acciones por más de 12 billones de dólares . Casi el equivalente a 2 veces el PBI anual de 180 países en vías de desarrollo.

Es dinero volátil. Reproduciéndose y concentrándose a escala planetaria. Pero con un punto de regreso y refugio preciso: la Reserva Federal norteamericana controlada por grupos minoritarios judíos. El capitalismo no tiene fronteras. Pero el dólar, su moneda patrón, solo atiende en EEUU, más precisamente en Nueva York, donde reside el patriciado financiero judío que sale en los ranking de Forbes o de Fortune.

Los tres principales bancos y las tres primeras instituciones financieras del lobby recibirán una tasa de beneficios superior a los 50.000 millones de dólares en 2006, equivalente a más de 35  presupuestos anuales de un país como Bolivia.

Las tres principales cadenas televisivas de EEUU (CNN, ABC, NBC y Fox) , los tres principales diarios (The Wall Street Journal, The New York Times y The Washington Post) están controlados y gerenciados (a través de paquetes accionarios o de familias) por grupos del lobby judío, principalmente neoyorquino.

Asimismo como las tres más influyentes revistas (Newsweek, Time y The New Yorker), y consorcios hegemónicos de Internet como Time-Warner (fusionado con América on Line) o Yahoo, están controlados por gerenciamiento y capital  judío que opera a nivel de redes y conglomerados entrelazados con otras empresas.

Colosos del cine de Hollywood y del espectáculo como The Walt Disney Company, Warner Brothers, Columbia Pictures, Paramount, 20th Century Fox, entre otros, forman parte de esta red interactiva del capital sionista imperialista.

Consecuentemente, el sector  mayoritario hegemónico de la información, la cultura y el espectáculo difundidos a escala masiva (que marcan tendencias y valores sociales, y son claves para el control ideológico y el direccionamiento de conducta colectiva) están en manos del lobby judío que, a su vez,  controla los resortes básicos del poder económico y político del Imperio estadounidense.

La combinación del superpoder militar de Estados Unidos con el superpoder económico-financiero de Wall Street en manos del lobby judío, dio como resultante el Imperio único , cuyo radio de influencia y dominio directo abarca a 121 países en los cuales Estados Unidos tiene presencia directa o influencia militar, o en el resto de los países controlados a partir del apoderamiento de sus sistemas económico-productivos.

Tanto las “cuatro grandes” contratistas del complejo militar-industrial (Lockheed Martin, Boeing, Raytheon, General Dynamics ), como las “cuatro hermanas” ( Exxon-Mobil, Chevron-Texaco, Royal Dutch Shell y BP) que monopolizan la extracción y comercialización del petróleo a escala mundial, no hablan de religión ni de sinagogas, sino de negocios y de acciones que se capitalizan en la bolsa de Wall Street.

Citigroup, Goldman Sachs, IBM, Microsoft, Coca-Cola, por ejemplo, no hablan de religión ni de sinagogas: hablan de mercados, valores, negocios y utilidades.

Desde Homero Simpson a Spielberg, desde Bill Gates a la CNN, desde la mega-industria de la música y el espectáculo de Hollyvood, al templo mundial de las finanzas de Wall Street, desde Exxon a Locked Martin, todo lo que se respira en el mundo está regulado y controlado por la exclusiva familia del lobby judío ramificada por el planeta.

No se trata de una afirmación meramente analítica, sino de una realidad estadística, verificable, y comprobable.

Cuando se investiga a fondo cualquier sistema económico productivo de cualquier país de la tierra, en su sistema económico-financiero, en las cámaras industriales, comerciales y de servicios, en los grandes consorcios de la comunicación y de la cultura, en el negocio del entretenimiento, casi siempre dominan paquetes accionarios controlados por judíos, quienes además ocupan los puestos claves de decisión y gerenciamiento.

Cuando hablamos de lobby judío, no hablamos de religión o de sinagoga sino de un poder mundial controlado en sus resortes decisivos por grupos minoritarios de origen judío, y conformado por una estructura de estrategas y tecnócratas que operan las redes industriales, tecnológicas, militares, financieras y mediáticas del capitalismo trasnacional extendido por los cuatro puntos cardinales del planeta.

Cuando hablamos de lobby judío, hablamos de un diseño estratégico de poder mundial, interactivo y totalizado, que se concreta mediante una red infinita de asociaciones y  vasos comunicantes entre el capital financiero, industrial y de servicios que convierte a los países y gobiernos en gerencias de enclave.

Cuando hablamos de lobby judío hablamos de un poder mundial sionista imperialista que es el dueño del Estado de Israel tanto como del Estado norteamericano, y del resto de los Estados con sus recursos naturales y sistemas económico-productivos, sencillamente porque controla el capital y los medios de producción que mueven a esos países.

El complejo entramado de “vasos comunicantes” entre el capitalismo financiero, tecnológico, industrial, de servicios, informático y comunicacional (controlado mayoritariamente por grupos del lobby judío) revela un grado increíble de concentración, diversificación, e intereses comunes de las megacorporaciones transnacionales que se dividen el planeta como un gran mercado.

La redes del sistema capitalista globalizado, cuyas filiales y casas matrices pueden estar en Europa, Asia, o en cualquier continente, tienen su terminal en Wall Street o en el Complejo militar-industrial de EEUU, controlado por el lobby judío desde Washington y Nueva York.

El que quiera comprobarlo, no tiene nada más que investigar la composición accionaria, los niveles gerenciales, y los vasos comunicantes empresariales de los bancos, financieras, empresas, medios de comunicación (los famosos “monopolios”), que hegemonizan la actividad económico-productiva de la mayoría de los países del mundo.

Y como sucedió siempre en el sistema capitalista, el que controla el sistema económico de un país (la infraestructura), también controla al gobierno y a sus herramientas administrativas (la superestructura).

El lobby no solamente está en la Casa Blanca sino que abarca todos los niveles de las operaciones del capitalismo trasnacional, cuyo diseño estratégico está en la cabeza de los grandes charmans y ejecutivos de bancos y consorcios multinacionales  que se sientan en el Consenso de Washington y se reparten el planeta como si fuera un pastel.

Cuando hablamos del lobby judío, no hablamos de religión sino del sistema capitalista, cuya existencia y modus operandi de explotación del hombre por el hombre esconden los medios de información, comunicación y cultura, en manos del lobby judío, cuya existencia se puede verificar en cada país solo con investigar los paquetes accionarios y los niveles gerenciales de las empresas que monopolizan el sistema económico-productivo.

En resumen ¿ Que quieren decir con eso de la persecución racial y religiosa de los judíos?

Anuncios

10 comentarios en “El mito y el negocio: ¿Qué tienen que ver los judíos con el lobby judío?

  1. Me pregunto dos cosas, una, si has conocido a algun judio en tu vida o si sabes algo de su historia como pueblo y nacion. Y la otra, ¿como una persona culta, como tu pareces, puede resumir el entramado del sistema economico mundial como algo tan simple como una red capitalista controlada por los judios?. dices: ¿que es antisemitismo? antisemitismo o mas bien judeofobia son afirmaciones como la tuya, haciendo alusion a que los judios controlan los recursos financieros del planeta, eso si que es un mito, el lobby no existe, ya les gustaria a muchos judios que viven con 4 duros. Por cierto, las grandes fortunas mundiales las tienen algun judio? NO, las tienen los lideres de los paises arabes. ¿Donde estará el lobby ?

  2. Persecución racial no la veo, aunque en los prejuicios de la edad media y, en pleno apogeo durante el alzamiento del nacionalsocialismo sí que se dió.

    El problema es su persecución religiosa. A costa de las acciones del estado de Israel, se las cargan los judios de alrededor del mundo, en unos sitios más, en otros menos.

    Pero se les persigue en el aspecto en que no pueden ir vestidos como quieren, llevando la kipá, por ejemplo.

  3. Hook, antes que nada te recuerdo que este artículo fue tomado de iarnoticas.com y sus autores son Rodrigo Guevara y Manuel Freytas, que bastante más saben que vos y yo sobre este tema y muchos otroa también. Segunda cuestión: sí, he conocido y estoy con contacto diario con muchos judíos y sé cu´l es la historia de su religión y de su nueva nación, el estado terrorista de Israel que le fue usurpado ilegalmente a fuerza de guerras, masacres y genocidios a la Palestina antigua. desde que el fundador del Sionismo Theodor Herzl propuso que el Estado de Israel sea fundado en dicho territorio. Esa es la nación de los judíos, que incluso milles de judíos están en contra de ella, ya que fue fundada por un movimiento terrorista y genocida llamado Sionismo.
    Tercera cuestión, que no te quepe ninguna duda que el sistema económico mundial está controlado por los banqueros pivados que son judíos sionistas y que han tomado a los EEUU desde que establecieron la ilegal Reserva Federal. ¿Sabes lo que dijo Mayer Amschel Rothschild?: “Dame control sobre la creación de dinero de una nación y no me interesará quién haga las leyes”.
    Te preguntarás: ¿Cómo Puede un grupo tan pequeño de familias controlar a miles de millones de personas en el mundo?
    Desde la creación de la Reserva Federal, un número altamente secreto de organizaciónes privadas secretas han sido creadas por los intereses de la élite financiera bancaria. El grupo más notable entre ellos son el Grupo Bilderberg, el Consejo de Relaciones Exteriores y la Comisión Trilateral.
    Estas organizaciónes recluta a personas para ocupar posiciones de influencia en el mundo y recompensarles por su lealtad y obediencia hacia la agenda de la élite bancaria internacional. Son los líderes de la banca, la política, las finanzas, los negocios, los medios, la educación, las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia, y representados por figuras como Mauricio Funes, Barack Obama, Hugo Chavez, Nicolas Sarkozy entre otros rangos – aún siendo esto así, jamás oirás al respecto en los medios de comunicación.
    Controlando a estas figuras públicas, la mafia de los banqueros privados ejercen control casi completo sobre la estructura del poder global – Las decisiones tomadas al más alto nivel permean sobre todos los rangos inferiores y entre más y más te mueves por los rangos inferiores descubres a gente que no tiene idea para que intereses ocultos está trabajando. Tan solo saben lo suficiente como para “hacer su trabajo”. Es por esa razón que los mal llamados “periodistas” jamás han escuchado en sus vidas acerca de estas organizaciones.
    Otra cosa el lobby judío SÍ EXISTE! De donde has sacado eso de que no existe? El AIPAC se describe a sí misma como “Lobby Pro-Israel de EE. UU.”. Incluso puedes encontrarlo en Wikipedia.(Enciclopedia Sionista).
    Así que si crees aún que esto no puede ser verdad te invito a que sigas investigando y te dejo esta frase del judío sionista David Rockefeller para pensar y luego me dirás que harás al respecto, si estás de acuerdo con lo que él propone o no: “Estamos ante el umbral de una transformación global. Todo lo que necesitamos es la crisis de grandes proporciones que sea oportuna y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial que tenemos preparado”.

    Saludos.

  4. TheVoid, exactamente, el problema de su persecución es a costa de las acciones del estado terrorista de Israel, que hace quedar como “malos” a tods los judíos del mundo. Se pueden ver cientos de fotos de judíos en contra de estado sionista de Israel y cientos de páginas web y videos de judíos y rabinos hablando sobre este tema.

    http://images.google.com.ar/images?hl=es&q=jews%20against%20zionism&um=1&ie=UTF-8&sa=N&tab=wi

    http://www.jewsagainstzionism.com/

    Saludos.

  5. Los judíos que comentas son los ultraortodoxos, los cuales sólo reconocen el estado de Israel creado por el que consideran “mesias”.

    De ahí su rechazo al estado.

    Pero si quieres preocuparte por el nuevo orden mundial, pon EURABIA en youtube, y mira lo que planean otros.

    Está muy bien referirse a páginas web de poca monta donde X persona dice Y cosa y te lo crees. Pero otra cosa es la realidad, que se puede ver, oir, tocar, sentir y, desgraciadamente, padecer.

    Yo no soy judío, pero lo que me lleva a esta discusión son las malas consideraciones y las injusticias; pero siempre, desde el respeto más sincero.

    Suerte contra el “lobby judio”, yo lucharé para que mis descendientes no acaben suicidandose por Aláh.

  6. Los judíos que comentas son los ultraortodoxos, los cuales sólo reconocen el estado de Israel creado por el que consideran “mesias”.

    De ahí su rechazo al estado.

    Pero si quieres preocuparte por el nuevo orden mundial, pon EURABIA en youtube, y mira lo que planean otros.

    Está muy bien referirse a páginas web de poca monta donde X persona dice Y cosa y te lo crees. Pero otra cosa es la realidad, que se puede ver, oir, tocar, sentir y, desgraciadamente, padecer.

    Yo no soy judío, pero lo que me lleva a esta discusión son las malas consideraciones y las injusticias; pero siempre, desde el respeto más sincero.

    Suerte contra el “lobby judio”, yo lucharé para que mis descendientes no acaben suicidandose por Aláh.

    Respecto el estado terrorista que mencionas, qué estado avisa a la población civil antes de atacar? qué estado devuelve territorios conquistados en guerra? qué estado coordina las operaciones anti-terroristas más importantes del mundo?

  7. Eurabia no está desligado del Nuevo Orden Mundial. Todas las uniones trabajan conjuntamente para una gran nueva unión. Acaso no te das cuenta que cada vez está más cerca el Gobierno Mundial con cada una de las uniones? Suerte a tí, TheVoid, contra Eurabia y Al Qaeda entonces.
    Cuando te preguntás “qué estado avisa a la población civil antes de atacar? qué estado devuelve territorios conquistados en guerra? qué estado coordina las operaciones anti-terroristas más importantes del mundo?”
    Dime con la mano en el corazón, ¿En quienes piensas?. ¿A quienes quieres defender? ¿Piensas en los niños palestinos asesinados con tiros en la cabeza y bombas o en los judíos que apenas les llega algún que otro misil de Hamas (Movimiento de liberación financiado por el Sionismo israelí)? Que yo sepa en Palestina hay un genocidio desde el año 1948…En cambio en Israel no hubo ninguno.
    Saludos.

  8. Ehm, no sé si sabrás que con el término Eurabia, se pretende “conquistar” europa por parte del Islam.

    Y espero que no todas las uniones trabajen conjuntamente para esta infección.

    Cuando me pregunto por qué estado, me refiero al Estado de Israel. A mí me desagrada tanto como a tí ver a los niños con el disparo en la cabeza (qué bonito te ha quedado eso, eh?), pero si un terrorista que va poniendo bombas por doquier, que pertenece a redes radicales islámicas que tienen el objetivo de hacer saltar por los aires a occidente y a Israel, va acompañado de su polígama família, pues hay víctimas colaterales.

    Pido perdón por haberme excedido con lo de “operaciones anti-terroristas más importantes del mundo”, serán muy importantes en su zona, pero ya ayudan al mundo entero.

    Con todo esto defiendo a un estado que lucha contra el cáncer del siglo XX. Una religión basada en la imposición o la muerte, basada en un régimen medieval (y con el término medieval, ya los alago), basada en la discriminación y domesticación de la mujer, tratándola como si fuese un perro.

    Y te digo, con mi más sincero respeto, y con la mano en el corazón, que Israel hace bien, aunque siempre tendrá sus daños colaterales (véase víctimas innecesarias), pero qué se puede hacer con calaña que usa a su propia familia como escudo humano y después lo publica al mundo entero?

    De hecho, en el actual Israel, anteriormente Judea o denominado por los romanos “palestina”, hubo cristianos, judíos y árabes. A raíz de la emigración causada por el nazismo en el 1933, emigraron a esa zona muchos judíos. Un árabe, el mufti de Jerusalén (denominado por los pobrecitos musulmanes) cuyo nombre ahora mismo no recuerdo, era amigo de los propios nazis.

    Sin ir más lejos, has visto el saludo que hacen esta gente en sus mítines para gritar al cielo “muerte a occidente y a Israel”? El mismo que Adolf Hitler hacía conforme pasaban sus carros de combate en los desfiles.

    Apoyo a Israel porque lucha contra una gente que no tiene el más mínimo respeto por otras culturas, que subyugan a cualquiera en cualquier territorio que dominen.

    Lo resumiré porque creo que me estoy desviando del tema:

    Si los musulmanes imponen su cultura, haciendo explotar trenes como hicieron aquí en España, pues por mi vida lucharé, si hace falta, haciendo volar mezquitas, pero a mí esta calaña de animales no me esclavizarán bajo sus costumbres. Ni a mí, ni a mis descendientes, ni al sexo femenino.

    Puesto que apruebas lo de Eurabia, mira estos vídeos para ver lo que se avecina:

    Los vídeos más cruentos de la realidad islámica son prohibidos en youtube, por su crueldad, pero te añado aquí un par de blogspots para que te deleites con lo que se nos viene encima:

    http://lainvasion.blogspot.com/

    http://ladecadenciaeuropea.blogspot.com/

    Por favor, abstenerse burdas y típicas excusas como “es un montaje”, “eso no es islam” y demás sandeces.

    Tal como usa Electronic Arts para su campaña de videojuegos de fútbol con “This is football”, lo uso de referencia para decirte:

    This is Islam.

    Saludos.

  9. Ok TheVoid, que quieres que te diga?..Sigue apoyando a Israel, yo no piensos hacerlo jamás. Mi patria es Argentina y aquí me preocupa más como Israel se ha apoderado de la Patagonia que si los arabes se quieren “apoderar” de Europa. Los arabes le han aportado muchísimo a la cultura europea y sobre todo a España, solamente que no han sabido valorarlo.

    Saludos.

  10. con q los judios junto con los gringos habian sido participes del monopolio de las empresas y medios de comunicacion queriendos hacer volver esclavos de unos cuantos boludos q manejan millones de dolares y generando conflicto esto es una organizacion organizada en cada pais del mundo y junto con sus amigos los politicos de cada pais nos estan llevando oculatamente a ser esclavos de ellos……. despertemos q unos cuantos señores de corbata nos digan q hacer ……………..nosotros no nacimos en un mundo donde eelos existian ellos nos estan intentando contralar y metrnos ideologis erroneas al diablo todo los libros ellos ya saben q es el universo y como funciona y aqui no existe ningun dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s