Llamemos a las cosas por su nombre

“Si te acercas demasiado a algo, pierdes la perspectiva.

Y mi solución es: respira profundamente, da un paso atrás y míralo de nuevo.

Entonces empiezas a ver cosas que antes no veías.”
David Icke

por Equipo de Free-News
Septiembre 2009

del Sitio Web Free-News


Los “Amos del Mundo”

Llamemos a las cosas por su nombre. “Ellos” no son los Amos del Mundo (¡qué más quisieran!). Son los matones no ya del barrio, sino del mundo. Los ladrones que expolian las riquezas de la Tierra.

Los gamberros que la destruyen por puro placer.


Se perpetúan a través de los siglos porque son estimulados para compartir un objetivo común: el de satisfacerse a sí mismos. Para ellos, el fin siempre justifica los medios. Su fin es el poder, la hegemonía total.

Y para conseguirlo no escatiman ningún medio ni exhiben ningún escrúpulo.

Desinformación es el arte de poner suficiente información verdadera

para que cuando se infiltre información falsa sea tomada como verdad.


Sus orígenes

En Internet corren mares de información (informaciones insustanciales, mentiras, medias verdades, y desinformación).

Por tanto, entre toda esta información también está la verdad.

Es posible que nuestra humanidad esté controlada desde hace cientos o miles de años por entidades de origen extraterrestre. De hecho, los elohim o dioses del Antiguo Testamento recuerdan a las películas del espabilado que viaja al pasado, y saca ventaja de los conocimientos y tecnologías de su época para impresionar, asustar o dominar a los paisanos del lugar.

Pero que se graduaran antes que nosotros y sepan cuatro trucos más no les hace dioses. Y si se aprovechan de esa ligera ventaja para chulearnos, quedan retratados como lo que son: Los sinvergüenzas del universo.

Es posible que esos ET’s (dioses de pacotilla) hubieran establecido lazos de consanguinidad con los paisanos para mantener unos retenes fiables que manejaran cual rebaño al resto del paisanaje, manteniéndoles en redil por los tiempos de los tiempos, y esquilmándoles “su lana, su piel, su leche y su carne”.

Pero en tal caso, esa Élite dominante no son los “Amos del Mundo”, son simplemente unos mandados, la “voz de su amo”.

Y, aun si todo eso fuera verdad, no hemos de perder de vista que, a diferencia de una vaca u oveja con el ganadero, NOSOTROS SOMOS SUS IGUALES. Iguales a la Élite e iguales a los dioses.

Y ya sea que los cuarteles generales de nuestros depredadores se hallen situados en un lugar muy, muy lejano de la galaxia, o en medio del Nuevo Mundo, el centro de operaciones está aquí, en la Tierra, y nosotros somos sus objetivos.

Ellos

A través de los siglos… nos han falsificado la historia, contándonos a troche y moche los cuentos que más les convenían. Han hecho rodar las cabezas (textualmente o a través del desprestigio y la calumnia) de aquellos de nosotros que estaban más despiertos, y querían aportar sus descubrimientos para nuestra evolución y crecimiento.

Y nos han escamoteado todos sus descubrimientos y revelaciones que nos hubieran llevado a un verdadero crecimiento.

Han hecho las leyes que les han permitido estafarnos impunemente. A nivel económico nos dan diariamente el timo del toco mocho, imprimiendo estampitas que sólo tienen el valor económico que nos han dicho y nosotros creemos que tienen, y a cambio de ellas obtienen el verdadero valor de nuestro trabajo, o de nuestras posesiones reales: nuestra casa, nuestros campos, nuestro ganado, nuestra agua…

Nos idiotizan desde la guardería, con una “educación” que les suministra unidades de trabajo y producción no rebeldes.

Nos idiotizan con la comida basura, que mantiene nuestro nivel de vibración a nivel justo para ir tirando. Nos idiotizan con los medios de comunicación audiovisuales, con la música cuya comercialización permiten, con la prensa que publica lo que ellos dictan.

Nos manipulan con religiones adulteradas desde su formación, para que mantengamos nuestras expectativas en “un reino que no es de este mundo”… y les dejemos mangonear ESTE MUNDO a sus anchas. Y nos desvían con NUEVAS ERAS made in Élite, y gurús de pacotilla, para que mantengamos nuestros ojos cerrados a nuestra espiritualidad verdadera.

A través de sus FARMACIAS, hacen el negocio de mantenernos enfermos.

Y nosotros…

Les hemos dejado hacer todo eso. Entregamos nuestro poder, les delegamos nuestras decisiones. A nuestros políticos, a nuestros médicos, a nuestros banqueros, a nuestros científicos…

En algún lugar de nuestra evolución, alguien nos vendió la moto de nuestra minusvalía (llámale la tentación de Adán y Eva o como te de la gana). Y seguimos montados en ella.

Para que su superioridad se mantenga siempre varios pasos por delante NO DEBEN DEJAR QUE CREZCAMOS. Han de mantenernos permanentemente en el parvulario. Han de convencernos continuamente de que saben más, que son más grandes, más fuertes y que la mano de castigar la tienen más larga.

Creemos ser impotentes para cambiar nada. Es falso. Tan solo lo creemos porque nos lo han hecho creer así.

Al nacer, más que un pan bajo el brazo llegamos provistos de dos importantes dones: mente y corazón. A través de la mente podemos desarrollar el criterio, discernir lo importante de lo insustancial, y desarrollar nuestra propia opinión sobre las cosas. Fijaos si es un don importante, que es sobre el que se ceban nuestros depredadores para ponerlo a dormir desde nuestra más temprana edad.

Sin criterio, sin capacidad de discernir lo auténtico de lo falsificado, mantenemos opiniones que no hemos pensado nosotros mismos, repetimos como si fuera nuestro propio aquello que su propaganda nos machaca una y otra vez, sin verificar su veracidad. Y ASÍ NOS LLEVAN AL HUERTO. Porque las decisiones tomadas sin discernimiento propio no entran en resonancia con lo que nuestro corazón siente en su interior.

Y SIEMPRE van en perjuicio nuestro.

La buena noticia…

Es que nunca hemos dejado de poseer nuestros dones. Como mucho, los tenemos un poco atrofiadillos por falta de uso.

Llegó el momento de sacarles el polvo.

Y éste es un momento genial. Porque la crisis, esa crisis que desde hace años forma parte de su agenda, nos ha apretado tanto el cinturón que tenemos ya los cataplines por corbata.

Nos ha sacado del letargo, y eso no es malo, al contrario.

Lo que desde hace siglos ha estado ocurriendo en secreto, ahora es un secreto a voces. Cada vez hay más ojos abiertos contemplando las incongruencias en que incurre la élite. Tienen prisa, y esa prisa les hace ser menos cuidadosos, les pone al descubierto.

LA ÉLITE TIENE MIEDO.

La mala noticia…

Es que están dispuestos a entrarnos a saco Paco.


Su invento de la Gripe A y de vacunación mundial nos lo demuestra.

Del montón de información que circula por la Red hemos seleccionado una muestra de calidad, que os presentamos. Leedla, visionadla, y si os surgen dudas y preguntas, ¡MEJOR!.

Seguir buscando hasta que tengáis vuestra PROPIA OPINIÓN. Y cuando la tengáis, escuchad lo que resuena con la verdad más íntima guardada en vuestro corazón, y TOMAD UNA DECISIÓN.

Si la decisión que tomáis es que preferís tomar la píldora azul, hacer como que no pasa nada, y obedecer las normas y leyes, aunque coarten o supriman vuestra libertad… estáis en vuestro derecho. Para eso disponéis de libre albedrío.

Pero si decidís tomar la píldora roja, saber la verdad y actuar en consecuencia, NO ESTÁIS SOLOS, somos legión.

¿Y si cuando llamaran a vacunarnos nosotros no fuéramos? (1)

(1) Eslogan norteamericano de los años 70: “¿Y si, cuando llamaran a la guerra, nosotros no fuéramos?

Prudencia si pensáis entrar a formar parte de grupos, y facilitar alegremente lista de vuestros datos, porque ni sabéis quién lidera en último extremo esos grupos, ni en qué manos vuestros datos pueden llegar a parar.

Ésta ha de ser UNA RESISTENCIA SIN LÍDERES.

Cada uno siendo soberano de su opinión y manifestándola, después de tomar una decisión informada.

La búsqueda de información fiable

Para que cualquiera de nosotros sea capaz de llegar a cualquier tipo de información precisa y obtener así mayor penetración acerca de los problemas que podríamos estar enfrentando, debemos estar preparados para deshacernos de todos los patrones de pensamiento y preconcepciones pasadas.

Debemos empezar formulándonos preguntas muy sencillas, y continuar preguntándolas hasta llegar a introducirnos en revelaciones nuevas e inesperadas. Es necesario investigar toda una gama de información para evitar tomar decisiones basadas en una fe emocional ciega, en la presión del grupo o de los colegas, en la imaginación o en la manipulación abierta.

La camarilla tiene el poder para apoyar, subvencionar y publicitar sólo a investigadores de perfil conocido, que no saquen más que basura, asegurando a través de los medios informativos que la élite controla, que estos tipos tengan siempre tiempo en antena, y a la vez silenciando a los pocos medios independientes que traten de presentar el engaño…

Utilizan sus medios informativos y sus contactos en el mundo del espectáculo para inocular persistentemente información desviada en libros, películas y documentales televisivos.

Nuestros gobiernos no nos salvarán.

Los gobiernos humanos (“democráticos o no”) se sirven sólo a sí mismos y están tan desconectados de su electorado que simplemente no representan la voluntad del pueblo, NUESTRA VOLUNTAD.

Algunas claves…

Que ayudarán a los más novatos en el arte de discernir, de separar la paja y el engaño de la verdad:

  • La información presentada es parcial, con lo que limitan el conocimiento de la totalidad, y las posibles repercusiones negativas o efectos colaterales indeseables.
  • La información anima al cese del discernimiento, presentando los hechos como inevitables.
  • Amenaza con las consecuencias de la no cooperación, ejerciendo coerción para forzar el consentimiento individual y colectivo.
  • La información viene respaldada por títulos ampulosos e inútil jerga técnica, que se utiliza para que demos credibilidad a la fuente, y nos confunda con trivialidades detalladas pero superfluas.
  • La información manipula nuestras emociones (¿qué pasará con tus hijos si no les vacunas?) para alentar nuestra sumisión, y desenraizar nuestro sentido de la lógica.
  • Las verdaderas intenciones del mensaje transmitido quedan reveladas por los resultados finales de sus acciones.


La vacunación que se nos viene encima

En estos últimos años hemos sido testigos pasivos de los ensayos que han realizado con nosotros, testando nuestras reacciones ante una de las partes de su agenda:

  • Noviembre de 2002, el SARS (Síndrome Agudo Respiratorio Severo), llamado también Neumonía Atípica o Asiática.
  • Julio-agosto de 2004, Gripe Aviaria (en 1997 había sido ya mencionada en Hong Kong, atribuyéndosele 18 muertos), si bien los nuevos casos presentaban “un patrón claro de patogenicidad incremental progresiva” (ejemplo de inútil jerga técnica).
  • Durante el 2003, así como desde el 2005 al 2008, las únicas noticias sobre epidemias que se constatan son sobre el sempiterno SIDA, y sobre los brotes de tuberculosis, malaria, dengue, cólera, etc. que se producen localmente en países con notables deficiencias higiénicas, alimentarias y sanitarias.

Con estos ensayos ellos han aprendido, a partir de nuestras reacciones, qué trama compuesta podría obtener el mayor índice de aceptación en el más amplio espectro de individuos.

Para ello estudiaron:

  • De qué manera obtener el menor riesgo de fallo.
  • Qué es lo que va a ser altamente plausible al público.
  • Cuáles son las debilidades comunes y las falsas suposiciones con las que pueden jugar.

Y a partir de aquí:

  • Sobre la desinformación previamente sembrada, construyen los fundamentos del nuevo engaño que requieran menor gasto de energía y supervisión por parte de los controladores.
  • Utilizan la mayor ventaja de situación para obligar a la sumisión.
  • Proporcionan medios efectivos para sofocar la resistencia.
  • Unifican las estructuras de poder humanas, para colocarlas bajo un único control.

Con todo ello están listos para activar el escenario final.

Esta es nuestra gran oportunidad de demostrarles que ya no nos chupamos el dedo…


¿QUÉ VAS A HACER TÚ?

NOSOTROS LOS ESCLAVOS



Un comentario en “Llamemos a las cosas por su nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s